Descenso

Descenso

Por el pasamanos ligero

por la colina inventada

por la escalera mecánica

por la otra, la de caracol y

la de mármol pulido.

Por el senderito que baja al río

y por la duna que termina en el mar.

Desciendo en una rueda

de sentimientos o sufrimientos,

es lo mismo.

Bajo hecha una rueda confusa y

furiosa,

es lo mismo,

Me tiro de cabeza o bajo

paso a paso,

es lo mismo.

No tengo freno ni meta,

sólo descenso acelerado.

Sólo viento que me empuja

y las alas no surgirán.

Sólo empujones y

la maldita fuerza se va por el maldito

tendón de aquel Aquiles.

Y cuando creo que ya no se puede

bajar más, aparece más lejos el fondo.

No existe fondo, no lograré

tocarlo y por eso, malditas alas,

resurgiré.