Descenso

Descenso

Por el pasamanos ligero

por la colina inventada

por la escalera mecánica

por la otra, la de caracol y

la de mármol pulido.

Por el senderito que baja al río

y por la duna que termina en el mar.

Desciendo en una rueda

de sentimientos o sufrimientos,

es lo mismo.

Bajo hecha una rueda confusa y

furiosa,

es lo mismo,

Me tiro de cabeza o bajo

paso a paso,

es lo mismo.

No tengo freno ni meta,

sólo descenso acelerado.

Sólo viento que me empuja

y las alas no surgirán.

Sólo empujones y

la maldita fuerza se va por el maldito

tendón de aquel Aquiles.

Y cuando creo que ya no se puede

bajar más, aparece más lejos el fondo.

No existe fondo, no lograré

tocarlo y por eso, malditas alas,

resurgiré.

No es la noche…

Que ya comprendí la noche
que no es de noche,
que no es la madrugada,
que no es la luna,
ni una sola estrella,
es la otra noche
la que no amanece y no hay aurora
y espera en vano la luz
y no aparece,
y el silencio nace muere se estira
y vos no estás, ni yo, ni ellas, ni ellos,nadie nada nunca…
esa es la única noche…
y aún así la amo, la sufro
la vivo y no la duermo
porque la noche no quiere que me la duerma,
la noche me llama lúcida y yo la obedezco,
y son miles de noches, como Sherezade me invento historias,
y son miles de palabras,
y todas son misterios que luego a la luz
no serán o cobrarán fuerza,
ya entendí la noche, mamá, ya entendí que tu desvelo
es mi insominio que me sigue, pero ahora…
yo también lo estoy siguiendo a él…