Canasto vida

Canasto vida

Mi madre guardaba su vida en un pequeño canasto de mimbre que contenía su todo.

Ahí dentro estaba la flora y la fauna más exótica y también la más autóctona

Lleno de perfiles masculinos y figuras femeninas

Habían detalles tiernos y otros, inverosímiles.

La cadena de colores y texturas anidaban y se enredaban o deslizaban a su antojo.

Según el pulso de mi madre latía en la aguja la textura de la vida que saldría del canasto.

La vi por tanto tiempo días meses años vivir apegada a ese canasto que siempre supe que ahí estaba ella.

No podía dejarlo ni por una tarde.

Era parte esencial de su equipaje.

Cuando se enfermó y aconsejaron internarla, me olvidé de llevarlo.

Por eso mamá aleteó triste su muerte, no tenía su canasto para esperarla tejerla entenderla.

No pudo enredar como buena araña tejedora,su presencia y ella, se la llevó sin su esencia

El canasto vida durmió por años su ausencia hasta que decidí que era hora de dejar de mirarlo y buscar a mi madre en su interior.

Yo soy mi madre, sin su canasto, usando la computadora para tejer relatos…

Terrorismo

… vivo al Sur, somos todes sudacas, países qué tal vez nunca lleguemos a ser de primer nivel, ni clase A, ni a tres Estrella llegamos…

… vivo en el Sur y como decían los tangos, al Sur el malevaje, el arroyo, la miseria, los prostíbulos que Borges pintó de rosa, donde el opio es el fútbol dominguero, donde todavía y hasta hace poco, había agua pura y aire puro…

… hace unos cuarenta años quisimos ser como Cuba, después que nos derrotaron quisimos socialismo democrático y alguna vez, llegamos a las urnas y creímos que los pueblos que sufren tienen memoria… nos jodimos de nuevo…

…siempre fuimos de alguien invisible, de unas cien familias que bien relacionadas con otras cien, nos dominan diciendo que somos libres y democráticos pero aún así la carne es tierna y los cultivos solían ser de excelente calidad, llegó la globalización de todo y nos jodimos otra vez…

… tenemos kilómetros de playas casi salvajes y bellas, porque las edificadas son para turistas ricos, tuvimos el don de dar la palabra, sonreír y resistir… país pequeño de garra charrúa ( una mentira mítica porque a los charrúas los asesinaron traicioneramente los generales de época)… ahora, ni garra queda, el país está encogido y con lo pequeño que es, en unos meses será invisible…

… ahora somos los abanderados de esta pandemia, plandemia, y estamos a un tris de quedar sin nada… sin nadie… y por primera vez en mi vida tengo miedo porque tengo hija, hijo… nieta… nietos…y es tan triste tener miedo… no sé a qué le tengo miedo… a no volver a verlos? A dejar esta mierda para que la resuelvan y tengan que tener mis mismos miedos? A que sigan siendo sudacas pero peor?

He defendido este Sur pobre, he combatido y leído para comprender, he luchado en todos los frentes para que los más desprotegidos sean tenidos en cuenta y hoy… hoy no sé si podré seguir… todas las burbujas han sido rotas, no hay vacunas, dejan morir a los ancianos, siguen las fiestas clandestinas y el gobierno no se hace cargo… estamos más jodidos que nunca…

… quiero encerrarme no salir ni tomar aire, quiero olvidarme de mi obligación de legislar en esta pequeña ciudad de este pequeño país, quiero que alguien arregle este desastre y decir todo lo que pienso… de qué servirá?

…hace un año éramos los qué teníamos “ libertad responsable” y nos envidiaron… hoy morimos como moscas y no tenemos recursos, el gobierno neo liberal que votaron, se lava las manos… cuándo vamos a salir a contagiarnos todos y dejar a los privilegiados solos y solas?

… hoy por hoy, una verdadera revolución sería dejar a los privilegiados solos, solas, para que laven sus propias mierdas y limpien sus propios crímenes… créanme, tienen experiencia… estamos muy jodidos…

A las siete de la tarde

Será a las siete de la tarde, no a otra hora, será cuando ya el sol apenas de un último toque a la ciudad quieta.

Iré a recoger las migas, sacudiré el mantel horrible del desengaño, abortaré una vez más los sueños y esperanzas, barreré con la escoba del desencanto la supuesta armonía que jamás existió y me alejaré erguida, como si no me doliera, el uso mal hecho de mi credibilidad.

Mañana a las siete de la tarde rechazaré cada una de las voces que mintieron, Olvidaré el sueño de ser una con todos. Entenderé nuevamente, por milésima vez, que ideología y ética no van siempre unidas, que sigo perteneciendo a una generación que se extingue y que muchas veces, se me subestima.

Otra vez la forma independiente será mi rumbo. Otra vez quedarme sola para reconciliarme con lo que creo y lo que no entiendo. Otra vez no comprendo : dónde están los que hacen lo que predican? Dónde quedaron los que dicen lo que piensan? Y los que dan clases de moral?

No entiendo… pero eso no detendrá mi marcha. Mañana a las siete voy a renegar de lo que no acepto ni entiendo y seguiré sola… al final, me tengo confianza…como siempre.

Junto al viejo río


Otra vez a la vera del viejo río,
de su caudal y de sus rocas,
tus pasos y los míos…
Otra vez nuestras sombras unidas
escuchando las cascadas,
uniendo nuestras manos,
dándonos al silencio
que muchas veces, dice más…
( por qué será)
Otra vez nuestros ojos unidos
en el horizonte diario
de nuestro viejo río que va regando
nuestros pasos…
Y seguimos la huella de lo que fuimos
los que aún somos
los que aún tenemos :estas sombras
y estas manos entrelazadas…
Y tenemos estos pies más lentos
y llevamos lentes y canas al viento
pero seguimos juntos recorriendo el camino,
la vida, el amor, junto al viejo río.

Viaje incierto

Por años he estado soñando que el ómnibus me lleva a un lugar desconocido. En taxi lo mismo. Alguien nos secuestra y el chófer debe de ir hacia donde lo mandan. Le hablan por una transmisión que no es celular, yo diría radio. O quizá diría que no sé por dónde le llegan las órdenes.
Para evitar esa obsesión, me imagino un lugar desconocido, recóndito, algo olvidado o salvaje. Es una forma de acortar el viaje.
Apenas me subo, doy la dirección, me reclino en mi asiento y me imagino un nuevo destino incierto. Miles de aventuras, miedo, sorpresa…
Pero hoy no pude imaginar nada…apenas me subí, el ómnibus lleno de gente inició una carrera loca y ahora, sin combustible se ha detenido. Todos han descendido y escucho preguntas de dónde estamos, qué es esto y qué ha pasado. Yo ni me bajo ni actuó…ha sucedido y lo sé porque lo estuve esperando por mucho tiempo.

2 de abril

A mi madre el clima casi tropical de la provincia de Misiones le cayó mal. Sobre todo porque yo iba adentro suyo y le demandaba y le exigía a su cuerpo que se sentía desfallecer cerca de la selva.

Cercanos a la ciudad de Apóstoles, pequeño poblado en esa época, mis hermanos se instalaron en la escuela y la amaron, era pequeña y las chicos y chicas misioneros eran todos simpáticos.

Nos instaló papá en un pequeño chalet de las afueras desde donde salía a diario a recorrer plantaciones. Mi madre me contó que cercano al mediodía se desmayaba. Un médico famoso en la zona, alemán, yo sospecho que fue un nazi escondido en la recóndita Misiones, le recetó un trago de whisky, del bueno, para levantar la presión. Papá consiguió un supuesto whisky escocés con sus amigos paraguayos.

Había un sólo hospital al que mamá no llegó pues mi venida al mundo apenas dio tiempo a que la partera llegara a la casa. Nunca supe porqué me apuré tanto por separarme de ese cordón que me unía a ella.

El 2 de abril, embarazo a término, mamá amasó para cinco hombres que comían pasta como buenos hijos de italianos. Mi intolerancia al gluten será producto de esa situación?. Después en la tarde comenzó a sentirse mal. Encontrar a mi padre por teléfono no fue fácil y menos aún traer a la partera.

Y para cuando todo eso se dio ya era el atardecer y mamá tenía todo dispuesto: agua, toallas, sábanas y pañales. Todo limpio e impecable y ella se paseaba bañada y perfumada en un camisón blanco bordado.

Papá tuvo que asistir el parto… hombre grande y fuerte se desesperó con los pujos nuestros y desató la risa de mi madre entre las contracciones.

Así nací bajo el cielo misionera un 2 de abril hace ya 67 años. Mi madre me contó este día muchas veces y mi hermana mayor, también.

Muchísimas lunas después me enteré que es el DÍA INTERNACIONAL DEL LIBRO INFANTIL, que don Andersen nació también en esta fecha pero en Dinamarca y tuvo frío. Y muchísimas otras lunas después se Conmemora en Argentina la imposible Guerra de Malvinas.

Coincidencias de los números y los almanaques, mi destino se unió a los libros para niños y la pelea, sin igual, contra la dictadura argentina.

He regresado a Misiones para buscar ese origen. Encontré un paisaje avasallador y algunos lugares sorprendentes. No pude rastrear al médico alemán que también fue mi pediatra y que sigo suponiendo… era un nazi escondido.

No pude encontrar nada y sin embargo allí está la casa donde nací, mi primer llanto, mi grito por la vida… aún quedan vestigios.

La heroína de esta historia es sin dudas mi madre.

P

Militares en las calles

Militares en las calles

Para que siempre te callen,

militares patrullando …

Sacando armas poderosas

frente a un pueblo desarmado

Y los estudiantes que los miran

sin comprender, cómo alguien puede

golpear a otro por defender una idea.

Militares en las calles, uniformes y palizas, son

mercenarios de gente poderosa y rica, son fantasmas de los feudales y espectros de los dictadores.

Militares en las calles

con permiso de violar

matar o pegar

hasta acabar con tu verdad.

Militares en las calles

para acabar con la chusma atrevida…

Militares en las calles

para terminar todos ahogados….

Vienen siempre con tanto saña los

militares en las calles

que no le importa a quien lastiman.

Militares en las calles para defender :

La poderosa nación de los ricos…

Reprimir la sangre joven….

Saquear a sus vecinos…

Violar a las mujeres…

Quitar derechos, aplastar ideas…

Militares en las calles

para hacernos comprender

que somos nosotros,los sin armas,

los que debemos pelear con ansias…

para devolver la vida de esperanzas

para tener derecho a la verdad

para seguir soñando en libertad…

Para eso y mucho más:

Nunca más militares en las calles!

Espejos y dobles


En algún lugar de Internet, tal vez, encuentres por qué estamos rodeados de espejos. Habrá incluso datos de aquel joven Narciso que se contemplaba enamorado de sí mismo. Sé que los espejos suelen atribuirse a los vanidosos. Sé que en una época fueron signo de opulencia. Sé que en la naturaleza los hay de bellísimos fases: lagos, lagunas, a veces incluso el mar. Y en las infinitas formas que tienen los vidrios, pueden verse espejos. En las sartenes brillantes que se cuelgan en las cocinas demasiado limpias.
Sin embargo más allá del saber y de lo que te han dicho y has averiguado quiero contarte que yo sé que los espejos se parecen a tu sombra. A ésa oscura sombra que te persigue. El espejo te guarda y te refleja cuando regresas. Pero de eso, jamás estarás seguro. Si una parte tuya queda ahí adentro, la mejor o la peor, qué importa, no podrás decirme nunca que realmente, tu espejo no te contiene siempre.
Y si es así, como decía Borges, ya no estás solo. Una vez que tienes un espejo en tu habitación, ya tienes tu doble viviendo contigo. Por eso a veces, es complicado. Y nunca sabrás hasta donde has sido visto por tu doble.. ¿Solo tu aspecto exterior?
Dime que estás seguro y compruébalo. Es un desafío.