Lejos

Más lejos del mapa, salirse de sus límites,

romper el planisferio y las Islas que jamás conoceré.

Viajar, sin vértigo, a la velocidad crucero de algún aparato insonoro.

Poner una distancia que no pueda medirse ni con el centímetro del infinito.

Así de lejos. Así de cerca.

Más allá de toda miseria y toda mentira y toda injusticia.

Por una hora. Un mes. Un año. Eternamente.

Me da lo mismo.

Una ilusión fantástica y casi infantil: igual que antes. Menos posible ahora.

Lejos. Aparte. Insonorizada. Sin medida del tiempo.

Qué bello debe de ser el Universo sin nosotros…

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s