La obsesión de Adelaida

Adelaida se volvió loca con la casa. No sé si porque fue la menor de once hermanos o porque enferma desde pequeña, debió permanecer mucho tiempo encerrada en la casona familiar.

Después se fueron muriendo los abuelos y sus padres y a partir de ahí, su vida fue una búsqueda desesperada para no salir de la casa.
Hizo de todo, todo es todo, no pregunten tanto, imaginemos los todos de una mujer desesperada y con una obsesión. Fue comprando la parte correspondiente a cada hermano. Tuvo suerte con los mellizos que ricos en el extranjero, le cedieron sus partes.
Y no vivió más que para eso. Para cuando terminó todos los pagos tenía casi setenta años. Ni hijos, ni marido, hasta sobrinos sin conocer. Se murió en la casa y nadie se enteró. Encontraron su cadáver momificado y la casa en ruinas. Ladrones, gatos y perros vagabundos se habían comidos su esfuerzo en menos de seis meses.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s