Pájaros de pan


Hay que tener paciencia y habilidad para hacer palomas con migas de pan. Cuando lo lográbamos, no muy seguido, corríamos al jardín de florcitas anaranjadas y amarillas. Era, sin dudas, la parte más humilde del inmenso predio. Ahí arrojábamos las aves de pan. Y fue el día del viento loco del Norte, el día que el sol se incendiaba que ante nuestras cándidas miradas, algunas cobraron vuelo.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s