Tristeza

La tristeza no es embargable,

mucho menos rentable.

La tristeza suele ser maquillada,

doblegada y ocultada,

que nadie quiere andar dando pena y

menos aún en la sociedad de la fotoparatodo.

Desde que más de media humanidad anda

cargando su celular: la tristeza se vistió de hipocresía.

Y anda por tu corazón esa tristeza que te agobia

Y anda por tus venas esa lenta agonía indefinida

Y anda por tu vientre ese manojo de tripas doloridas

Pero hay que mostrar tus dientes: sonríe!

La sonrisa es el espejo oscuro de la tristeza.

La charla trivial es la negación del silencio que llevamos dentro.

Día a día intentando ocultar un sentimiento: cómo no se va a agotar el cuerpo?

Ni tu, ni yo somos actores, y si lo fuéramos: no hay obra que dure 24 horas!

Cuándo se declarará el DÍA MUNDIAL DE LA TRISTEZA?

Cuándo podremos mostrarla sin que nadie intente hacernos sonreír?

Cuando podré decir que estoy triste y escuchar un respetuoso silencio y no la clave mágica para dejar de sentir?