Mírela ( de mi libro Primas)


La prima Mirela era mestiza . Mestiza en una familia itálica, de los de Italia del Norte, o sea blancos y de ojos claros; debió de ser insoportable. Porque claro, todos sabían que la tía, su madre, había tenido una aventura con un mestizo. Intolerable. Vivíamos en el seno de una inmensa familia itálica y muy racista.
Mirela creció como a la sombra. Mientras todas las primas íbamos a colegios privados, religiosos, caros por supuesto, ella iba a una escuela pública algo alejada del centro de la ciudad. La tía, su mamá, logró casarse con un viudo de la capital y por supuesto, Mirela no tenía ni que aparecer en su vida.
Mirela se quedó en casa de los abuelos. No recuerdo si lloró cuando su madre se casó y se fue. Ella siguió estudiando a pesar de las tareas que siempre estuvo obligada a realizar, para algo la cuidamos y la mantenemos, decían.
Debió de odiarnos. Nosotras éramos las privilegiadas. Ella iba creciendo,sus razgos se intensificaban pero también se iba convirtiendo en una joven bella.
Cuando me fui a la Universidad ella estaba estudiando con solvencia su carrera docente. Seguía ocupándose de casi todas las tareas en casa de los abuelos.
Fue una gran sorpresa encontrarla en aquella marcha de protesta. Nos sorprendimos ambas. Ella con rabia, yo con inconsciencia. Y después la vida nos colocó en el mismo infierno: lugar de estudiantes detenidos en plena dictadura. Creo que ella reconoció mi voz porque yo sí reconocí la suya. Quise comunicarme. Imposible. Un buen golpe anuló mi intento. Después los días se sucedieron y al mes a mí me soltaron.
Y Mirela nunca salió. Solo yo la busqué sin darme tregua.
Mirela, esa mestiza que enlodó la familia, desapareció luchando contra la opresión. La suya y la de otros. Su nombre se borró de la familia. Todos la olvidaron.
Hoy, después de tantos años, salí a la calle a reclamarla. Con una foto hermosa que se salvó del olvido y la indiferencia.

2 comentarios sobre “Mírela ( de mi libro Primas)

  1. Muy buen relato. ¡Qué injusticia es el racismo y la dictadura! Pero también creo que la madre de Mirela fue muy egoista dejando a su hija con sus abuelos.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s