El regalo

Es la tercera vez que me hacen un regalo tan valioso. No tiene precio. Imposible decir su costo. Tercera vez que en mis manos depositan, con confianza, el peso de algo celosamente guardado digamos toda una vida.
Había pensado llamar al cuento: El presagio. Pero no lo es o sí, que importa. Acá lo que interesa es ese trozo de historia que ahora, me pertenece.
No sé qué debo hacer con ella. No me parece justo guardarla en algún rincón lejos de todos. Tampoco quiero perderlo por olvidarla en cualquier lado.
Atesorar trozos de historias de otras personas es mágico. Ese regalo tiene adentro un caudal de emociones de quien lo guardó con celo y en secreto por toda una vida. Ahora, en mis manos, abro las puertas de sus recuerdos. El amor, la dicha, la infancia y la familia de quien me lo regaló desfilan ante mis ojos.
Es la tercera vez en mi vida que soy elegida para seguir cuidando recuerdos de otros. Será designio o será ilusión mía, tal vez una gran casualidad y mi mente se fabrica todo lo demás. Pero ¿ y si es causalidad?
Entonces debería de saber o investigar por qué regalos tan secretos y valiosos vienen hasta mis manos. Debería de tener un relato sobre esto. Aún no lo encuentro.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s