Oración para el nuevo año

Empezó el verano
ya se escuchan chicharras;
ayer, escuchamos ranas…
Ya se alargó el día y
este sol quema sin tregua…
Ya se arriman las fiestas tradicionales,
este año llegaron antes?
Es un misterio o un Ministerio esto del tiempo?
Empezó el verano y se fueron corriendo
las mantas, las bufandas y este año…sí este,
también se está yendo.
Volveremos a tener la esperanza inevitable,
la ilusión adherida a cualquier cosa linda,
olvidaremos el virus, el hambre, la guerra,
los planes, las vacunas, y hasta nuestros muertos…
El arte de sobrevivir exige no rendirse,
debemos tener unos momentos de magia,
brindar con brillo en los ojos,
abrazar a los que tengamos cerca…
El arte de sobrevivir exige amar
y pide a gritos empatía…
Llegó el verano y se está muriendo lento
otro año inusual que nos hizo pensar más
que nunca: qué solitario está nuestro planeta… qué solos estamos,
“sólo somos polvo de estrellas “,
lo dijo un sabio…,
qué falta nos hace una humanidad solidaria …
Por ahora… sólo comenzó el verano
y este año se va cayendo del almanaque
y la esperanza, obstinada,
regresa.