Espejos gemelos

Como vos y yo. Eran nosotros pero cada quién tenía el suyo. Lástima haberlos comprado idénticos. Eso no fue inteligente.

Somos gemelas , alma y corazón en un puño, en un útero crecimos y nos contemplamos. Después pasó la vida. Y justo antes de separarnos el triste juego de cambiar nuestros espejos idénticos.

Del otro lado del mundo mi espejo te mira y a mí el tuyo. Te avisa y me avisa y sabemos una de la otra sin necesidad de celular, no lo decimos a nadie, pues no nos creerían.

Hoy lloré con frente a tu espejo desde el amanecer. Al mirarlo y te veía sin vida. Cuando a media mañana sono el teléfono…ya sabía la noticia y ya había agotado las lágrimas.