Decir No

Nadie ve todo lo que aguantaste
Solo ven tu última reacción.
Tan excesiva.
Tan fuera de lugar
Tan violenta
Irracional
Una bola llena de emociones y sentimientos que se unieron y explotaron en algo muy distinto a lo que eran en su origen.
Y de repente lo que queda ya no se llama más
Angustia…
Ni dolor
Ni ansiedad
Ni miedo
Ni desasosiego
Ni tristeza
Ni humillación
Ni cansancio
Ni agotamiento
Ni frustración
De repente,
En un solo instante
Uno queda preso
Atrapado
Secuestrado
Atado
Por sus propias emociones y entonces,
Un simple gesto mal puesto,
una sonrisa en el tiempo equivocado,
un último pedido, un nuevo favor,
una llamado a deshora,
un chiste que dejó de serlo
lo que sea,
es el dedo en el
enchufe
empapado de agua podrida,
por un goteo permanente, diario,
constante
que uno siente como abuso
Abuso de los límites
Abuso de la bondad
Abuso de la empatía.
Abuso de la autoestima.
Hasta que un solo día
uno deja de tolerar lo que toleraba
y sin sentirse descompuesto vomita vidrio energía acumulada
y sacude todo lo que toca.
Vomita.
Y vomita.
Y nadie entiende que fue lo que comió.
Porque nadie vio el proceso.
Simplemente porque nadie lo vio.

Entonces ahora,
Todos ven una explosión.

Y vidrios
Vidrios por todos lados
Cortes por todos lados
Un desastre sin reparación

Y lo llaman loco.
Y lo juzgan
Y lo condenan.
Y no lo perdonan
Y le piden que regrese al lugar de antes.
Pero ya no se puede.
El loco no quiere.
No quiere el perdón.
No busca el perdón.
No necesita el perdón
No siente culpa
Siente aire

No puede entender cómo y porqué aguanto tanto
Por eso llora.
Por eso.
Por hartazgo.
por felicidad
Porque recién ahora
está respirando.
está bailando
está brillando
Y esa llama que logró escender después de semejante calvario no se apaga más.
Nunca más.

El loco sabe.
Sabe.
Que eso que tocó es la campana de la cordura.

Por fin pudo.
Por fin pudo.
Aunque nadie entienda
Que eso que explotó
Es lo más sano que hizo.
Por eso no vuelve.
No va a regresar

La próxima vez no habrá proceso.
No comerá vidrio
La próxima vez ya sabe cómo decir no.
No
No
No

Y que alivio ¿no es cierto?
Que alivio…

Lorena Pronsky

lorenapronsky

Un comentario sobre “Decir No

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s